22 de marzo de 2009

A oscuras, nº 7


Para D., que, pese a los versos, pidió su "rescate"...

Porque tu todo y mi nada
tantean el vals del encuentro.

Porque desabrocho la posibilidad
en cada retazo nocturno.

Porque aún queda piel de estrella
en los vasos pacientes.

Porque oigo la voz de lo que habita
entre tu carne y tus huesos.

Porque recorro el metro cuadrado
de nuestro abrazo por quintaesencia vez.

Porque
I'm an alligator,
I'm a mama-papa comin' for you,
I'm the space invader
... (*)

Porque el olvido aprendido no distingue
los recuerdos venideros.

Porque sí, ¿por qué no?;
porque quizás, ¿por qué, si no... ?

Porque el último milagro existe
desde tu primera caricia.

Porque aún quedan guiños de noche
entre tu cercanía y mi cremallera.

Porque necesité siglos de gente
para llegar a tu instante por segundo.

Porque todo esto sucede en el mayo de la luna,
en la tangente de nuestros deseos.

(Raquel T., en Tú, yo y otras fragilidades, 2006-2007)

Fotografía: Man Ray

(*) Fragmento de la canción Moonage Daydream, de David Bowie.

31 comentarios:

impersonem dijo...

12 razones de peso, sostenidas en otros tantos porqués bien meditados.

Y ello expuesto en magistrales versos.

Besos.

ybris dijo...

Necesario rescate de tan hermoso poema.
Resumo todas las razones citadas y posibles en la magistral estrofa:
"Porque sí, ¿por qué no?;
porque quizás, ¿por qué, si no... ?"

Gracias por tanta belleza.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Debió ser una temporada excelente la 2006-2007.

A mejorarla.

Besos.

siempreconhistorias dijo...

Qué bonito. Qué maravilla princesa la manera en que desabrochas e inquieres ¿por qué no? y te rebrindas majestuosa como eres. Definitivamente necesitamos papel para tus versos. Te quiero.
Izaskun

Arantza G. dijo...

Respuestas no te faltan...
Queda todo claro...
Besos

Yurena Guillén dijo...

Ayer te intenté dejar un comentario, pero me fue imposible. Creo que ya te lo dije en el mail... Me gusta especialmente esta entrada porque veo mucho de mí en ella. ¿Acaso no es eso lo sorprendente de la escritura? Poder identificarnos en letras ajenas... tanto que llegan a ser nuestras. Me gustan tus fragilidades y como se revelan en cada uno de tus poemas.
Un beso grande, Raquel.

Beeril dijo...

Guau! Qué precioso! Y es que la verdad no tengo palabras mejores que las que tú me dejas a mí, y eso es injusto, porque tú eres la poetisa, y yo el chico que trata de esbozar en tu inspiración una sonrisa...

Besos!

Anónimo dijo...

Gracias por encontrarlo Raquel.
"We've got five years"... te recuerdo cantando esa canción. Eres aún space invader aunque no sé si ahora tienes más de alligator, eh?(broma!!)
Un petó.

JuanR Cuchhi dijo...

un último milagro en siglos de gente...

es la fuerza que llevas dentro, eres el cocodrilo si...tiempos primegéneos.

GENIAL.

Antonio Castellón dijo...

Me gustó mucho el poema, Raquel.
Ese comienzo de "...tu todo y mi nada tantean el vals del encuentro.", predispone ya a lo que viene después, a la danza amorosa con luz de luna.
Gracias, amiga, por este rescate, y no olvides seguir desempolvando viejos papeles, porque estamos ávidos de tesoros.

Un abrazo.

Kiko dijo...

temas tan universales y explotados como este y sin embargo eres capaz de arrancarles tu propia voz y sacar las razones que te incumben en palabras inéditas...

muy buenos versos!

sergio astorga dijo...

Raquel T, estos bagajes tuyos ya traen el rojo y el negro de Julian
Sorel, porque aún quedan muchos encuentros en los "porqués".
Un abrazo perpendicular.
Sergio Astorga

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Porque el olvido aprendido no distingue
los recuerdos venideros."


Pasado, presente y futuroson la misma cosa, sólo las diferencia el ojo que mira, según el punto de vista...
Saludos!

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Gracias, poemas así inspiran aunque uno esté, como yo, en medio del apocalipsis.
Un saludo de María y mío.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Y porque eres tan de luz
y tan de amor
que te bendigo
rendido a ti

Paz

Isaac

Beeril dijo...

Vengo a visitar a mi fan más divertida... Je je!
Estás un pelín perdida, no?

Besos!

Raquel T. dijo...

Impersonem:
Ciertamente, las razones fueron de peso, amigo, y, seguramente, quizás lo fueran de nuevo si se dieran las mismas circunstancias... El peso en los sentimientos es tan relativo como el color del cristal con el que se mira. Gracias por tus palabras y por tus (¡ésas sí que lo son!) magistrales presencia y amistad.
Abrazos, por razones obvias...

Raquel T. dijo...

Ybris:
Si es por leer regalos como los que siempre dejas en esta casa, amigo Ybris, los rescates valen la pena y deberían ser de contínuo. Gracias por tu sensibilidad y por traerla hasta aquí tan a menudo, compartirla es belleza aún mayor.
Abrazos, a toneladas por cada una de tus palabras...

Raquel T. dijo...

Toro Salvaje:
Aire de bodega y disposición para un buen brindis has dejado, amigo Toro, así que no hay que perder el momento, invitado estás. La añada 2006-2007 (¡jajaja!) tuvo buenos caldos literarios, sí, y mejor disposición para recordar un pasado, no muy lejano, que hizo el resto. Gracias por estar, siempre, y por el vino, ahora ;)
Abrazos de reserva...

Raquel T. dijo...

Izaskun:
Definitivamente, yo también te quiero, mi reina, y creo que, papel aparte, sólo añadir que mucho...
Abrazos de princesa aprendiz...

Raquel T. dijo...

Arantza G:
La claridad es, a veces, un factor de riesgo, amiga Arantza, pero en estos casos es todo un salvavidas. Y en cuanto a las respuestas, no sé si fueron las acertadas, pero son las que fueron entonces, querida poeta, y eso es lo que nos vale en la mayoría de casos, ¿verdad?
Abrazos en verso para ti y tus poemas...

Raquel T. dijo...

Yurena:
La empatía es un recurso natural aprovechable hasta la extenuación, amiga Yurena, y, ciertamente, combinado con la capacidad que tienen las letras de hacer que nos miremos a los ojos sin vernos, conforma una de las mejores experiencias que pueden vivirse en este universo de sensaciones y sentires. Y para mí es todo un placer compartir esa experiencia contigo, de forma mutua y, cómo no, recíproca.
Abrazos de mí para ti... ¿O de ti para mí? ;)

Raquel T. dijo...

Beeril:
Y afirmo, y doy completa fe de que lo consigues, amigo Beeril, y no sólo esbozar esa sonrisa, sino mantenerla y alimentarla con el calor y el buen hacer de tu Irlhadia. Gracias por traerme siempre esas sonrisas frescas y por estar, tan simple, pero tan grandemente.
Abrazos para el cielo de Beeril y el cielo de Irlhadia... ;)

Raquel T. dijo...

JuanR:
Milagros cotidianos, milagros que se encuentran para trasnochar realidades y completar ciclos humanos, necesarios y originarios de otros milagros, amigo JuanR... Ésta es también la fuerza primitiva, la mía, que alimento, y la tuya, que adoro ;)
Abrazos de reptil espacial...

Raquel T. dijo...

Antonio Castellón:
Gracias por ser el mejor pirata que se acerca por esta isla, amigo Antonio, y pretender esos tesoros, como los llamas. No sé si mis papeles guardados tendrán tanto valor, pero lo que sí sé es que últimamente he aprendido mucho de tesoros, frecuentando tu Cuaderno y tu amistad ;)
Abrazos de bucanera agradecida...

Raquel T. dijo...

Kiko:
Es la vida propia de las palabras, amigo Kiko, la que nos lleva, la que nos muestra que hay diversos y distintos caminos para sentimientos universales, y eso es algo que tú sabes muy bien, más que bien, dentro y fuera de tus Saudades. Pese a ello, ¿me permites recurrir al tópico de decirte la alegría que me produce que hayas hecho de ésta también tu casa y de estas letras, tus letras? Gracias por la licencia ;)
Abrazos, sinónimos y antónimos...

Raquel T. dijo...

Sergio Astorga:
Julien Sorel trae el rojo y el negro de sus encuentros clandestinos, sí, y tú traes el resto colores, amigo Sergio, con tu paleta siempre inteligente y repleta de generosidad y con tus palabras, rellenitas y tienas, como maíz caliente. Gracias por "antojársete" estos bagajes.
Abrazos tangentes...

Raquel T. dijo...

La Sonrisa de Hiperión:
Cierto, muy cierto, es lo que dices, amigo Antonio: imposible es repartir lo que somos en la temporalidad ilusoria, así que, al recordar, nos traemos a un presente que habla ya mucho del mañana. Cuánto me alegra que traigas tus percepciones y tus saludos hasta aquí y que los dejes crecer, gracias.
Abrazos de hoy, para mañana, para ayer...

Raquel T. dijo...

Antonio Ruiz:
Gracias por lo que afirmas, amigo Antonio, y gracias a ti por llegar, ver y sentir. Tu apocalipsis es el más bello de todos los imaginados, así que seguiré perdiéndome en él para escuchar las siete trompetas mientras leo versos e historias de redención.
Abrazos, muchos y fuertes para ti, abundantes y suaves para María...

Raquel T. dijo...

Isaac:
Luz y amor es lo que siempre te acompaña, amigo Isaac, y luz y amor es de que me lleno cada vez que vienes y vas... Te le agradezco infinito, como tu alma.
Abrazos de corazón y de paz...

Raquel T. dijo...

Beeril:
¿Perdida?... ¡¡Ostras!! Ni cuenta me había dado. Pues nada, que me reencuentro pero que ya, que no puedo yo permitir que mi amigo Beeril me eche de menos, ¡ni hablar! Faltaría más, hombre...
Abrazos de volví, vi y escribí...

Gracias al amigo Antonio y a su Cuaderno Nocturno
Gracias al amigo Beeril y a su Irlhadia