5 de abril de 2009

FLAI


"En Florida, las mujeres solteras que salten en paracaídas los domingos pueden ser encarceladas." (*)

Para mi madre, por aprenderme y aprender el viento.


Si por el temor al barrote del absurdo
postergo el aire de mis días,
negando la volición de mis pulmones
y distrayendo la equidad de mis fluidos,
más temible sería la temeridad de la inacción
ante la temerosa disyuntiva
del no hacer por no temer.
Y si en verdad existe el descanso dominical,
¿quién juzgará mi cordura en el vacío
del azul más paritario?

Si por el mal inventado desde el suelo
disecciono las alas del coraje,
relegando el significado de mi perihelio
y asumiendo el encierro de mis opciones,
más maldad habría en la intención
malignamente minoica de la prisión maliciosa
de futuras batidas.
Y si en verdad existe el descanso dominical,
¿quién examinará la verdad de mi planeo
en la anarquía de mi inherencia?

Si por el pecado modelado en ojo humano
abandono acrobacias de brisa y anhelos de nilón,
disecando el arnés de vivencias volátiles
y olvidando la geodésica de mi lapso vital
más pecaminoso sería pecar de omisión
por decreto ley, convirtiéndome en pecatriz
según morales de alto interés, ajenas al viento.
Y si en verdad existe el descanso dominical,
¿quién será acreedor de mi libertad innata,
extendida entre 7,3 metros y el remate del
espacio-tiempo?

(Raquel T., 2009)

(*) Fuente: artículo Las 25 leyes más absurdas del mundo (www.20minutos.es)

22 comentarios:

Arantza G. dijo...

Increible.
Vértigo me da leer esas cosas.
Un beso.

JuanR Cuchhi dijo...

los vientos, que arrasen esas morales y las vuelvan a recliclar en las profundidades de lo primigeneo, en lo más oscuro de la intolerancia...

que maravillosa forma de acabar un domingo enfermizo....RELEYENDO SABIDURIA.

POETA.

TORO SALVAJE dijo...

Una vez leí, no hace mucho, una retahíla de leyes y costumbres todavía vigentes en determinados estados de USA que horrorizarían al diablo.

Después pensé que tratándose de derecho anglosajón, quizás eran vestigios de usos y costumbres del pasado que alguien plasmó en alguna norma local y que todavía no habían sido erradicados. Quiero creer que es eso.

Además esa norma vulnera el principio de igualdad que está vigente en la constitución de los estados unidos y en la de cualquier país medianamente civilizado.

Ya me callo. Mira, hoy me dio por aquí.

De todas formas esa norma ha tenido un efecto positivo y hermoso, tu poema.

Me gusta. Hace volar.

Besos.

siempreconhistorias dijo...

Qué tarde llego, princesa de los vientos, a deleitarme en tu reto. Es bellísimo Raquel, precioso, con un ritmo de pulso prolongado muy de planeo y un sentido maravilloso. Ojalá aprendamos todos del aire y no de dejemos de hacer por temor al fracaso.
Un beso aéreo.

Yurena Guillén dijo...

Si te dijera lo mucho que me gusta el poema, probablemente no lo creerías
Un reto valiente y honesto como todas tus letras, Raquel. Me gusta la mujer que pregunta, que duda y que cuestiona detrás de tu poema. La que vence. Es la clase de mujer en la que me gustaría convertirme.
Un gran abrazo.

Beeril dijo...

Hacer volar a los cuatro vientos... Mecer las alas y emprender el vuelo... Eso no tiene precio... Yo lo hago el jueves... je je!

Besos!

ybris dijo...

Mejor siempre hacer aunque se tema.
Mejor siempre el coraje que cortar alas.
Mejor siempre pecar que renunciar a la acrobacia del disfrute de la vida.
Fuera leyes absurdas.
Viva la libertad del vuelo.

Precioso poema dedicado a quien más se lo merece por aprender del viento y enseñarlo.

Besos.

Gárgola dijo...

Tu libertad innata la expresas en tus vuelos (algunos sin paracaídas): amiga de las ráfagas y cómplice de la pasión. Tus letras estimulan planeos, acrobacias y viajes y, me transmiten en su justo momento, la certeza de que vale la pena sentir el aire en la cara, el soplo del poema en la cabellera.
La poesía como antídoto contra las leyes absurdas, los vuelos constreñidos, las barreras invisibles que perpetúan desigualdades.
Proclama de acción creadora de belleza.

Besos

PD. La pluja ja ha passat, els lliris floreixen la bonança dels temps, les fletxes es rovellen amb l’aigua. Vida que torna al seu curs. Poemes que es neguen a quedar reclosos: mil parets conegudes o desconegudes: racons per descobrir. Fulls, llibretes o sorra... Gràcies!!!

impersonem dijo...

Primero Raquel, decir que esa Ley de florida no sólo es absurda es demencial.

En cuanto a tu poema decirte que me ha gustado mucho, que al leerlo emergen imagenes que vuelan libres, que transcienden y se escapan de los "barrotes del absurdo" y que nadie te juzgará por tus planeos libres de ataduras, por el contrario todas las mentes libres, sin perjuicio del vértigo de cada una, aplaudirán tu decisión de mostrarte tal cual eres en el "vacio del azul más paritario", porque todos los vuelos y decisiones han de ser respetadas sin coartar libertades... y lo digo sin nigún "género" de dudas.

No te conviertas en "pecatriz", pues tal vez después no puedas absolverte, vuela en la obligación de cumplir con le ley de ser en la libertad tú misma.

Besos.

Jaclo dijo...

La diferencia está, en que siendo papel igual, se puede modelar como en tu dibujo; en una cometa para volar o en una aquietada pajarita...
Saludos

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Y...
Si más allá del salto
encuentras tu alma luminosa
saltarías un viernes, un jueves
y también un domingo,
una y mil veces lo harías

Paz&Amor

Isaac

Raquel T. dijo...

Arantza G:
Vértigo pueden provocar muchas cosas, amiga Arantza, pero convencida estoy de que eres una poeta de raíces fuertes y bien cimentadas, tambaleo improbable el tuyo. Así que vaya también para ti este poema, para que puedas volar por encima de lo inconstante.
Abrazos de aire...

Raquel T. dijo...

JuanR:
Los vientos llevan y traen y, por ello mismo, creo que discurren entre realidad y posibilidad. Encontrar ambas es posible, pues, a su paso, así que considero importante escoger al vuelo entre lo ignorantemente establecido y la opción de mejorarlo en una voluntad de eliminar la cadena de limitaciones asumidas. Gracias por tus palabras, amigo JuanR, pero quizás el traje de la sabiduría me queda algo grande... ¿Crees que lo ajustaré a fuerza de volar? ;)
Abrazos de aprendiz a decano...

Raquel T. dijo...

Toro Salvaje:
Ante todo, amigo Toro, estupendo me parece tu desarrollo y amplitud de palabra, así que te pido que no, que no te callas, ni entonces, ni ahora, ni nunca. Por otro lado, creo creer que crees bien, que esa normativa existente en forma de leyes de dudosa legalidad (precisamente) son restos de unos usos y costumbres que quizás no son tanto, pero que lo fueron, con lo cual su absurdidad aumenta con la perspectiva de pasado y presente. Ciertamente, además, existen leyes, aún vigentes, que, como bien dices, no tienen desperdicio y que nos hacen plantearnos aquello de que, precisamente, las leyes, son como las salchichas: vale más no saber cómo se han hecho...
Abrazos de grata sorpresa por palabras...

Raquel T. dijo...

Izaskun:
¿Tarde, mi reina?... No llegarías nunca tarde a esta tu casa, ni apareciendo por su puerta un año luz y medio después: aquí el tiempo no existe, porque lo que hay son momentos compartidos, y esos no se miden ni sopesan en forma de segundos...
Gracias por tus palabras, por tu cariño, por tu "maternidad" y por llegar, siempre, pronto o tarde, que, como ya dije, no tiene la importancia de lo artificial.

Abrazos de un aire que te devuelvo cargado de besos...

Raquel T. dijo...

Yurena:
Valentía y honestidad... Me gustan esas palabras, amiga Yurena, como todas las que esparces, precisamente, con el viento de tu inspiración, entre tu blog y el resto de rincones por los que se te encuentra. También quise ser siempre mujer que haga uso de esa valentía, de esa honestidad y de las preguntas, que existen y en gran número. Y, ¿sabes?, eres más esa mujer de lo que crees, lo sé... Sólo hay que escucharlo en el viento ;)
Gracias, muchas, por palabras y compañía.
Abrazos de ciclón cambiante...

Raquel T. dijo...

Beeril:
Ya supe, ya, amigo Beeril, que ibas a volar... ¡Y con qué destino! Fantástico... Hacer volar y sentirse volar, dos posibilidades en nosotros de las que deberíamos hacer uso y abuso, incluso con las tan importantes sonrisas, como tu haces ;)
Tiempo hace que no te veo por estos mundos de blog y letras, se te echa de menos: los días sin Irlhadia son menos días y más horas. Gracias por estar, siempre.
Abrazos de feliz regreso en el aire...

Raquel T. dijo...

Ybris:
Amigo Ybris, razón en tus afirmaciones, vida en tus palabras, lectura y realidades que has hecho tuyas y que difícilmente podrían haberse comentado y expresado mejor. Creo que poco más puedo (y quiero) decir, sólo que eres esencia de sensibilidad en la letra y letra sensible en tu esencia: gracias por ello, por todo.
Abrazos que te van volando...

Raquel T. dijo...

Gárgola:
Amiga eres de esos vuelos, de la brisa de los versos, de la pasión aireada, de la libertad de la que somos acreedores constantes... Así que, con esa convicción de ti, siempre va a valer la pena sentir el aliento del aire, sí, porque el planeo hacia la curación y la liberación de la poesía se hace mejor en la mejor compañía ;)
Gracias, infinitas, por esto y por todo lo demás...
Abrazos certeros y de aire libre...

PD: En quedo amb aquests lliris, aquesta vida, aquestes noves parets i amb la teva amistat, realitats que certament importen i es fan paleses després de la tempesta... Petons!

Raquel T. dijo...

Impersonem:
Gracias siempre por llegar, leer y sentir, a la manera de estupendo y sensible observador y también (¡cómo no!), de amigo.
Importantes son tus palabras, trascendentales, diría, para mí y para todos: la libertad de ser uno mismo por encima de imposiciones, propias o ajenas, y de actuar en consecuencia, son dos de los logros vitales de mayor envergadura y, por tanto, más satisfactorios que pueden alcanzarse. Así que, como muy bien dices, mejor soltar lastre ya al alzar el vuelo, para impedir que nuestro espíritu y merecida vivencia divaguen al amparo de "vientos" ajenos.
Gracias por esas palabras que trajiste y que nos recuerdan lo importante en nosotros...
Abrazos auténticos...

Raquel T. dijo...

Jaclo:
Gracias por llegar hasta aquí, Jaclo, considérate en casa, compañero...
Y la razón debo darte, sí, porque las opciones nos definen y configuran nuestra experiencia en algo lleno de matices, o bien, en apenas un paso liviano y distraído. Es por ello, Jaclo, que escojo esa cometa que me has regalado en tu llegada, porque importante es no sólo el vuelo, sino también lo que se pueda contar al aterrizar.
Abrazos de bienvenida...

Raquel T. dijo...

Isaac:
La luz de las almas se reflejan en un intercambio siempre empático y en simbiosis, amigo Isaac. Es por ello que siempre dejas de esa luz tuya al llegar, luz que renueva un espacio con voluntad de iluminarse. Gracias por tu claridad, en alma y letras.
Abrazos en vuelo pacífico y sereno...

Gracias al amigo Antonio y a su Cuaderno Nocturno
Gracias al amigo Beeril y a su Irlhadia