9 de marzo de 2009

Mesogeios Thalassa


Crezco, y alimento el desarraigo,
entre la ironía metódica
y la justificación desatinada
de una civilidad de mercado y comparsa.
Y te pienso.
Deslizo mis interrogaciones
por tu piel húmeda, añeja,
a la orilla de mi tendencia a quererte,
porque es tu voz azul
la que me cuenta de esa humanidad líquida
que acoge la mía, torpe y viajera,
sonámbula en su olvido de un germen común
en el salitre.
Memoria del todo...
Estirpe de las respuestas...

Crezco, y nutro lo efímero,
entre la condición anémica
y el invierno de ideas
de una ciudadanía de formulario y charanga.
Y te pienso.
Acomodo mi caducidad
en tu hombro fluido, sensato,
en la arena de mi vacilación homérica,
porque es tu hondura juiciosa
la que me cuenta de esas centurias sabias
que velan por mi instante, aprendiz,
residente en la fantasía de una perpetuidad común
en la espuma.
Acuosidad de lo eterno...
Linaje de los inicios...

Crezco, y sustento el mañana
entre el argumento del disparo
y la costumbre de la muerte impuesta
de una sociedad de invasión y fanfarria.
Y te pienso.
Confío mi trascendencia
a tus manos de agua, de médula natural,
en la costa de mi consciencia mutilada,
porque es tu murmullo secular
el que me cuenta de esa ancla de la esperanza
que amarra mi convicción en lo humano, exiguo,
anhelante, en su devenir, de una unicidad común
en las mareas.
Corriente de la experiencia posible...
Progenie de la paz...

(Raquel T., febrero de 2009)

47 comentarios:

impersonem dijo...

Preciosa poesía, conceptista, profunda...

Sufrimos esta civilización y añoramos la otra, la primigenia, la esencial, la de las raíces... creo. Dicen que la vida procede del Mar... tal vez ahí esté el "Linaje de los inicios..."

Perdón por interpretar con mucho riesgo de errar...

Besos.

siempreconhistorias dijo...

Princesa de mis sueños, heredera sensible de los sonidos que sus arrullos te brindan, fiel guardiana de la necesaria confianza en lo humano, has cantado sabia. Me admiras, realmente.
Un besazo de señora orgullosísima de los quehaceres de esta niña.

TORO SALVAJE dijo...

Creces espléndida.

Y cuando te muestras, deslumbras.

Besos.

impersonem dijo...

Raquel, he vuelto a disfrutar de esta poesía, de este mar inmenso de conceptos... y volveré a leerla una vez... y otra... y otra... si me lo permites... veo un continente de cultura... y me gusta este viaje... y me gusta este paisaje... y me gusta conversar con los que piensan... clara y profundamente.

Besos.

Yurena Guillén dijo...

Raquel, si que has creado un mar de conceptos que en desorden son sólo eso, conceptos, y en conjunto, nos muestran aquello que eres y en lo que te has convertido. Tus poemas crecen a un ritmo trepidante y no parecen conocer de límites. Y al mismo tiempo te dejas ver, hacedora de sueños, única y, hasta reveladora.
Muchas veces, pensar en tí, en lo que escribes me conduce hasta la visión de un inmenso mar. Casi siempre en calma y fascinante.
Un abrazo grande desde otro mar.

Kiko dijo...

Crecer entre tantas artimañas, sabiendo lo que buscas y encontrando otras cosas por el camino.

Una reflexion muy poética y profunda.

Saludos!

Arantza G. dijo...

Maravilloso.
El mar, madre engendradora de vida, de amor profundo donde las sirenas lloran los corales muertos.
Un beso grande

Antonio Castellón dijo...

Ante una buena poesía, siempre me pasa lo mismo, que no sé bien qué decir. ¿Qué se puede decir ante "la fantasía de una perpetuidad común en la espuma"? ¿Qué ante "Acuosidad de lo eterno... Linaje de los inicios..."

Sólo me atrevo a decirte, amiga Raquel, que noto que estás creciendo, sí, en esa "corriente de la experiencia posible..."

Un gran abrazo.

sergio astorga dijo...

Raquel, lo humano crece como el trigo y tu reflexión germina.
Un abrazo sin linaje.
Sergio Astorga

Anna. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anna. dijo...

Maravillosa... ( sin palabras)

Anna.

ybris dijo...

¡Mare Nostrum!
¿De quién ya?
Quizás de versos íntimos como los tuyos hoy:
Aguas que acogen amablemente al viajero
y ofrecen hombros a la duda
y manos de agua a nuestra transcendencia
y ponen voz de murmullo a la esperanza.

Muy bello.

Un beso.

JuanR Cuchhi dijo...

disfrutan mis ojos ávidos del siguiente Verso, llegan esos impulsos eléctricos que transmites
a mis celdas de Libertad.

lleno, cadente, extremo...

GENIAL.

MentesSueltas dijo...

Que bella poesia, intima, definitoria.

Te abrazo
MentesSueltas

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Crezco, y sustento el mañana
entre el argumento del disparo
y la costumbre de la muerte impuesta
de una sociedad de invasión y fanfarria."


Este mundo fanático que todo los rompe un día de estos no pasará factura. mucha profundidad; es lo que a mi me sugiere.
Saludos!

Beeril dijo...

Para mí lo importante de esta estupenda poesía es que crezcas y te fortalezcas de todas las adversidades que te encuentres por el camino, hasta llegar a tu paz interior...

Precioso!

Gárgola dijo...

La mar como testimonio de la memoria gravada en los orígenes, despertar de mutaciones y cambio de generaciones. El cielo, que no es límite y sí bóveda, parte de la misma substancia transformada en reflejo, verde, azul, gris o rojo. Bierzo de la renovación floreciente de tu crecer. Envoltura primicial de nuestro ser. Sentires compartidos. Trascurso de paisajes íntimos, desnudados sin artificio, falsedad o pudor, perola que algunas veces regala el océano otras, más sutiles, dejan en el aire la esencia del afecto.
Aún guardo el perfume de la tarde simultánea.
Abrazos de sal y azúcar
PD. No puedo marchar sin decirte Raquel, que leerte me emociona.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

galopé en tu noble alma
en los llanos de tu dulce corazón
y llegué a las tierras de tu paz perfecta

Paz&Amor

Isaac

MentesSueltas dijo...

Hola Raquel, es hermoso el comentario que dejaste en mi pequeña plaza imaginaria.
Ahora vengo a saludar y me llevo este bello poema, profundo, definitorio...

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Bendecida seas
en la magia de tus letras
y la nobleza de tu alma

Paz&Amor

Isaac

Beeril dijo...

Es que te creces en todo, chica... Me alegran mucho tus comentarios... Gracias de verdad!

Besos!

PIZARR dijo...

Me has dejado sin palabras Raquel, he tenido que volver a leer y releer. He querido intentar descifrar no solo tus palabras sino tu sentir al escribirlas.

Mejor no interpreto nada, me lo guardo todo dentro de mi.

Me gustó muchísimo tu reflexión en mi blog y he de decirte que yo también estoy encantada de que nuestras miradas se cruzaran un día en este enigmático mundo virtual.

Un abrazo.

Camille Stein dijo...

maravilloso poema...

mi trascendencia
a tus manos de agua


el mar pensado
nos hace por momentos
parte
de su azul
de su estirpe


abrazos recientes... y futuros

Raquel T. dijo...

Impersonem:
Ante todo, amigo Impersonem, gracias, por palabras, presencia y claridad innata. Creo que no es necesario decirte que aquí se perdonan las interpretaciones libres, porque para eso, entre otras cosas, existe esta "casa", para interpretar, decir, y lo que venga, amigo. Además, debo decirte que tu supuesto error no es tal, ¡ni mucho menos!...
Con este "Mesogeios..." quise expresar mi concepción del Mediterráneo (mar "de mi hogar"), mi sentimiento más hondo hacia él y todo lo que su existencia (atada a la mía) significa para mí (aparte de lugar predilecto, claro ;). Así que cierto, amigo Impersonem: sufrimos esta civilización, pero el mar tiene respuestas, nuestro entorno tiene respuestas, aunque quizás perdimos la capacidad de escucharlas. Mar y Naturaleza son principio de todo y en ellos está todo, desde la sociedad más antigua, hasta la postrera.
Estupenda y muy querida por mí tu interpretación, amigo Impersonem: mi "Mesogeios..." estará encantado de recibirte siempre que quieras.
Abrazos para un observador del tiempo...

Raquel T. dijo...

Izaskun:
Debes saber, mi reina, que esta aprendiz se siente también muy orgullosa de ti y que mi sencilla condición áulica sigue tu estela real, inmensamente real... Gracias por permanecer siendo, y haciéndolo como eres.
Abrazos, diversos, pero de intensidad fija...

Raquel T. dijo...

Toro Salvaje:
Bueno, quizás lo espléndido está en el que mira, más que en el que muestra, o algo así era, amigo Toro. Lo que sí sé muy bien es que eres tú el que siempre llegas espléndido y que, incluso tu fundido en negro, irradia. Gracias por todo, "cum laude" ;)
Abrazos de cariño inmenso...

Raquel T. dijo...

Yurena:
Cuántas cosas me dices, amiga Yurena, y cuántas de ellas quisiera ser... Gracias por todas ellas y por tu complicidad. Algo bueno y algo cierto de todo esto es que son las palabras las que nos unen a lo existente y, a la vez, lo hacen también entre nosotros, lo cual significa un vínculo más fuerte y consciente que muchos de los que creemos tener con la realidad más diversa. Y me encanta tener tendido ese puente contigo, uniendo letras, uniendo mares, con tu especial compañía y tu capacidad para crearte a ti misma un poco más cada día (¡eso sí que es crear!) ;)
Abrazos, de mar a mar, de corazón a corazón...

Raquel T. dijo...

Kiko:
Gracias Kiko, por llegar, siempre con esa fuerza tuya que me ata a tus Saudades... Creo que sabes bien lo complejo que puede resultar acostumbrarse a "todo" esto, porque parece ir en el sentido contrario que inquietudes y cultura, que diversidad y humanidad. Aún así, creo que, los que creemos en la posibilidad de la diferencia debemos continuar el camino fuera del trazado, y un buen lugar para ello y para algunas de "esas" respuestas puede ser el mar, conocedor y antiguo. Me encanta verte por aquí, siempre.
Abrazos transatlánticos...

Raquel T. dijo...

Arantza G.:
Siempre llegas con lo sensible en la letra y el verso bajo el brazo, amiga Poeta, y eso, además de agradecerse, me recuerda lo mucho que me alegra haberte hallado en este mar (sí, otro mar) diverso de "criaturas" tan preciosas. Gracias por arribar siempre desde tu maravillosa tierra (¡la adoro!).
Abrazos fuertes, de marea alta...

Raquel T. dijo...

Antonio Castellón:
A mí me sucede, Antonio, que me quedo sin palabras ante la bonita impresión del que se queda sin ellas, y más aún si proviene de un amigo ;) Me gusta tu posible "no decir", tanto como tu decir, así que siempre que llegues, puedes dejarme algún bagaje o algún silencio, lo que prefieras ante la sugerencia de tu aguda percepción. Gracias, pues, por silencio y palabras, y por vislumbrar crecimiento, porque, recordemos, amigo Antonio: no nos hacemos mayores, nos hacemos mejores ;)
Abrazos crecidos...

Raquel T. dijo...

Sergio Astorga:
De eso se trata y debe tratarse, amigo Sergio, de que lo humano crezca, y que siempre lo haga hacia adelante, para no recaer en lo mismo, en lo ya sabido, en lo rechazable. Germinar... qué bonita palabra me dejas también. Crecer y germinar... como espero lo hagan nuestras letras y nuestra amistad, para así, a nuestra manera, acrecentar lo humano.
Abrazos abarrotados... ;)

Raquel T. dijo...

Anna:
Gracias por llegar hasta aquí, puedes considerarte ya en casa, así que acomódate, si quieres, que aquí hay sitio para todos. Una alegría conocerte, comparable al placer de visitarte pronto. Gracias por tu presencia y tus palabras.
Abrazos recién hechos...

Raquel T. dijo...

Ybris:
Acertado; acertado e inmenso; acertado, inmenso y caminante... Así vienes siempre, amigo Ybris, así llegas siempre, y así te visito siempre. Y eres isla fructífera en ese mar de versos del que hablas, porque observas paciente, porque albergas la vida de la palabra justa y necesaria. Por todo ello y más, gracias siempre.
Abrazos de mar adentro...

Raquel T. dijo...

JuanR:
Disfruto, si disfrutas, amigo JuanR, y genero, voluntariosa, la energía necesaria para que esos impulsos vayan en aumento, configurando una sensación de eterna permanencia para esa libertad merecida, sin permitir, sin embargo, que las puertas de esas celdas se cierren: tu vuelo también está en tus versos (esos sí que geniales) y, sin ellos, nada sería lo mismo, ni nosotros seríamos los mismos.
Abrazos, nacidos libres, dados libremente...

Raquel T. dijo...

MentesSueltas:
Me dejas siempre ganas de seguir siendo abrazada cuando me dejas tu abrazo y ganas de que mi agradecimiento y mi afición a tus letras también se dejen abrazar ;)
Gracias por tus mentes y tus actos.
Abrazos abrazados...

Raquel T. dijo...

Isaac:
Sigo y seguiré convencida de que eres la luz de este rincón y la compañía certera de esta que camina y suscribe. Te valoro, aquí y siempre. Tu alma hace falta.
Abrazos desde el espíritu...

Raquel T. dijo...

La Sonrisa de Hiperión:
Bien sugerido, amigo Antonio, y es que, a veces, no podemos evitar profundizar en asuntos para huir de otro asuntos que nos profundizan a nosotros. Porque cuánta razón tienes: tendremos que pagar, sí, y creo que ya hemos empezado a hacerlo. Espero que pronto dejemos el pago en cuestión para pasar al cambio en evolución. Gracias por estar, desde tu bonita ciudad.
Abrazos decididos...

Raquel T. dijo...

Beeril:
Pero qué maravilla de cosas me deseas, amigo Beeril. Preciosa la paz interior, y precioso hallarla, sobretodo, cuando uno menos lo espera, tras la sonrisa de un amigo ;) Gracias por serlo tú, amigo y sonrisa, y gracias por hacerme (son)reír.
Abrazos optimistas ante un mar que nos quiere...

Raquel T. dijo...

Gárgola:
Querida amiga Gárgola, son tu intuición, tu sentimiento y tu emoción los catalizadores que llegan oportunos, siempre con una eternidad innata y con inteligencias más que inmediata. Y todo ello me reconforta, me dispone a bracear en el mar, el Nostrum y el de las letras, sabiendo ciertamente que en ambos descubriré no sólo tesoros, sino la inmensa alegría y el mayor orgullo de contar contigo. Eres especial en lo especial: gracias por ello, por todo, por la tarde simultánea... ;)
Abrazos en la inmensidad de la amistad...

Raquel T. dijo...

Pizarr:
Gracias por leer y permanecer, amiga Pizarr, ahora y cuantas veces quieras llegar a esta casa, que es la tuya también. Me animas y me emocionas al intentar conocer lo que sentí al escribir sobre mi mar vecino, y te lo agradezo mucho, porque tan importante como la superficie, puede serlo el fondo sumergido ;) Quizás algún día nos cuentes todo eso que este mar te trajo... No me cansaré de decirte que eres la brisa fresquita que llega por aquí, y se queda, y deja sonrisa y regalos en la ventana.
Me alegro de nuevo y de vuelta de haber encontrado tu alma en este mundo de teclas ;)
Abrazos renovados...

Raquel T. dijo...

Camille Stein:
Bienvenido, ante todo, Camille, son una alegría y un placer tu llegada, tus palabras y tu presencia, gracias por todos ellos. Tienes habitación preparada para ti y tus letras ;) Espero que esos abrazos futuros se multipliquen en ambos sentidos, en ambos sentires.
Abrazos, más e inmediatos...

impersonem dijo...

Vuelvo una y otra vez a leerlo...¡qué maravilla!. Toda tu poesía lo es.

Besos.

impersonem dijo...

He vuelto por aquí a leer de nuevo esta magnífica poesía, leerla es como beber un vaso de agua fresca en mitad del desierto... ando un poquito no sé cómo y necesitaba leer algo tan sublime como esto...

¿Sabes?... este verano estuve con mi familia (mi mujer y mi hijo) de vacaciones en un pueblo de la costa tarraconense y dando un paseo por los alrededores del mar vi que uno de los bares que había allí ¡mirando hacia el Mediterráneo! tenía por nombre "Thalassa"... enseguida me vino a la cabeza tu excelsa poesía y el inseparable nombre que en mi memoria suena junto a Thalassa: Mesogeios.

Gracias Raquel.

Se te echa de menos mucho.

Besos.

impersonem dijo...

Estuve a leer esta magnífica poesía (todas tus poesías y todo lo que escribes es excelso) otra vez, y me voy reconfortado pensando... pensando... pensan... que tú y tus pensamientos, en tus letras expuestos, sois imprescindibles para que la humanidad salga de la oscuridad y alcance la luz.

Cuanto más leo lo que escribes más te admiro... y me alegro de haber encontrado este espacio donde hay tanto tanto tantíiiiiiisimo conocimiento que emerge del claro manantial de tu intelecto más que de la memoria... eres muy sabia Raquel, muy muy muy sabia.

Un abrazo grande cargado de admiración.

impersonem dijo...

Estuve a leer esta magnífica poesía (todas tus poesías y todo lo que escribes es excelso) otra vez, y me voy reconfortado pensando... pensando... pensan... que tú y tus pensamientos, en tus letras expuestos, sois imprescindibles para que la humanidad salga de la oscuridad y alcance la luz.

Cuanto más leo lo que escribes más te admiro... y me alegro de haber encontrado este espacio donde hay tanto tanto tantíiiiiiisimo conocimiento que emerge del claro manantial de tu intelecto más que de la memoria... eres muy sabia Raquel, muy muy muy sabia.

Un abrazo grande cargado de admiración.

impersonem dijo...

Estuve leyéndola otra vez, y sigue gustándome igual o más... gracias por dejar la puerta abierta de esta tu casa y servida la mesa de extensa cultura.

Abrazos.

impersonem dijo...

No quiero parecer agobiante... estuve un rato leyendo de nuevo tus poesías... leerlas me da paz y eleva mis pensamientos a una reflexión que me conforta... gracias por dejar este espacio al alcance de este humilde admirador de poetas...

Espero que estés bien y que la vida te vaya de maravilla...

Abrazo

Gracias al amigo Antonio y a su Cuaderno Nocturno
Gracias al amigo Beeril y a su Irlhadia