30 de diciembre de 2008

La Floración

A Rosa y su valentía...

El veneno del tiempo te contó la mentira
del frío en tu pecho,
del miedo en tus sienes,
del olvido en tu mejilla.
Y el susurro cundió,
y adquirió la seriedad del estertor,
y ancló tu aliento al vacío,
sin hallar la complicidad de tu seno asediado,
improbable,
sin hallar la redondez sin tregua de los ojos de
tus hijos.
"¿Acaso no duermen los árboles en invierno?"

La fatiga de tus treintaicinco te contó la mentira
de la inopia en tu vientre,
de la farsa en tu frente,
de la angustia en tus venas.
Y el rumor creció,
y se hizo fuerte en tus células,
y amuralló tu risa y tu hogar,
sin hallar la complacencia de tu seno roído,
descartado,
sin hallar la redondez sin aristas de los ojos de
tus hijos.
"¿Acaso no reposa la hierba bajo la escarcha?"

La oquedad de muchos te contó la mentira
del silencio en tu carne,
del adiós en tus hombros,
del final en tu lengua.
Y el murmullo aumentó,
y se alió con tu pan de cada día,
y se convirtió en tu rosario de pasos,
sin hallar la condescendencia de tu seno ausente,
desconchado,
sin hallar la redondez sin dudas de los ojos de
tus hijos.
"¿Acaso no irrumpe la rosa al retirarse la helada?"

(Raquel T., en Reflexiones sin filtro, 2008)

34 comentarios:

Arantza G. dijo...

Qué angustioso poema.
Triste, muy triste. Pero siempre que da la esperanza.
Un beso enorme.
Feliz Año Nuevo.

Gargola dijo...

Hace días que me acerco a tus versos, sin poder decirte nada ya que me falta el aliento.
Hoy, especialmente tus palabras me han recordado hechos y nombres amados y una lágrima deslizó por mi perfil.
Es bello y profundo lo que escribes.
Te deseo que sigas floreciendo o haciendo que florezca. Los espinos también tienen su sentido intrínseco, aunque a veces arañen las consciencias dormidas o los olvidos.

Un beso

ybris dijo...

Venenos, fatigas y oquedades cuentan sus mentiras.
Pero bajo tanto frío hay siempre árboles, hierba y rosas esperando.
Bellamente triste, amiga.
Y también muy cierto.

Un beso.

TOROSALVAJE dijo...

Que irrumpa la rosa en su vida.
Que irrumpa ya.

Besos Raquel.

JuanR Cuchhi dijo...

que manera de devorar versos cuando caen desde tus alturas a los que estamos en los fondos.

salud y suerte para el siguiente giro al Sol.

besos Amiga

Juan Cairós dijo...

Te lo digo por teléfono, que nos entendemos mejor!

sublime poema, Raquel, de esos tesoros que deseas ver envueltos en papel y encima de tu mesa de noche.

Poemas para un invierno, de sentimientos universales,
caricias al alma que enferma,
hemorragias de amor,
explosiones de verdad...

Se me ocurre de todo, pero la culpa la tienes tú por escribir versos tan profundos y bellos.

¡Lo mejor para 2009, ya lo sabes!

Yurena Guillén dijo...

Bueno, pues estaba yo tardando en visitarte. Veo que tenemos lecturas y amigos en común. Tus versos son profundos, de una eterna belleza. Magnífico tu poema. Como los que he leído en entradas anteriores. Espero poder seguir visitándote, con tu permiso.
Saludos y feliz año nuevo.

sergio astorga dijo...

Raquel, aqcaso no irrumpe la vida después de un abrazo?
Te dejo el mío.
Buen año porvenir.
Sergio Astorga

Raquel T. dijo...

Arantza G:
Bienvenida Arantza, son un placer y una alegría tu visita, que me dejan tus letras desde tus versos, y espero lo hagan a menudo. Cierto es que la tristeza está presente, sí, pero me alegra de que también hayas percibido la esperanza, que también se haya bajo los versos, y en un porcentaje mucho más alto, si cabe, porque, como bien dices, siempre debe estar ahí, puntual y de blanco...
Te devuelvo otro opulento beso, con abrazo y mis mejores deseos para tu 2009.

Raquel T. dijo...

Gárgola:
Me resulta difícil decirte algo tan especial como tu lata de aliento, compañera, me resulta entrañable y especial ese sentimiento tuyo, así que gracias por él. Pero siempre eres bienvenida a este rincón, por supuesto, y a expresar, y a decir...
Comparto ese recuerdo triste tuyo, te ayudo a suavizarlo y así secamos juntas esa lágrima, para que, tal como muy bien deseas, florezcamos cada día, podamos ofrecer nuestros mejores tallos y aprender de los que nazcan a nuestro lado, vivos y despiertos.
Un fuerte abrazo de año nuevo, feliz y colmado...

Raquel T. dijo...

Ybris:
Cuánta razón tienen tus palabras: la vida siempre está acechando, por muy frío que sea el invierno, y creo, además, que es un privilegio y un bonito deber esperarla y conservarla.
Gracias por tu presencia constante, compañero.
Abrazos cercanos y lo mejor de todo lo mejor para el nuevo año...

Raquel T. dijo...

Toro:
Gracias a espuertas por tu deseo, amigo, es vital y directo. Puedo contarte que Rosa y su rosa irrumpen ya, y sus pasos se agrandan y su alma respira, porque no quiso darle la razón a la dolencia, porque quiso seguir. Gracias de nuevo, esta vez por tu eterna compañía y empatía, Toro.
Abrazos de año nuevo para un viejo cariño...

Raquel T. dijo...

JuanR:
He llegado a la fácil conclusión de que no hay mejor forma que empezar un nuevo año que con tus palabras: llevan la alegría necesaria, el sello del cariño y el mejor ánimo para el camino a recorrer. Gracias de y con el corazón, amigo. Por lo que a mí respecta, seguiré haciendo lo que pueda desde mi Parnaso de 1,64 metros ;) Espero que seas de los que me acompañe.
Un abrazo fuerte y cálido para un 2009 que espero también lo sea...

Raquel T. dijo...

Juan C:
¿Qué decirte...? Eres compañero, amigo, y maestro en la visión sensible e intuitiva del mundo, así que lo verdaderamente sublime es que sigas siéndolo en este nuevo año recién estrenado... Y si suscito sentimientos tan estupendos como los que expresas, pues confieso voluntaria y gustosamente mi total responsabilidad en su provocación, porque la humanidad es lo más añejo que tenemos y debemos refrescarlo cada día (y de esto tú sabes mucho, amigo y poeta).
El mayor abrazo para el mejor amigo...

Raquel T. dijo...

Yurena G:
Tenemos que darle la razón a eso de que nunca es tarde... Ante todo, bienvenida, por supuesto, ponte cómoda, porque también tú estás en tu casa. No te es necesario permiso alguno, compañera, la puerta está siempre abierta, así que me alegrará mucho ver que la traspasas a menudo. Eternas gracias las que te doy por tus palabras, que animan a alma y manos a seguir.
Si quieres, prepárame un café, que también yo te visito pronto ;)
Un abrazo de bienvenida y de estupendo año nuevo...

Raquel T. dijo...

Sergio:
¡Por supuesto que irrumpe la vida tras el abrazo, amigo! Y durante el abrazo, y alrededor del abrazo, y sobre el abrazo, y bajo el abrazo... Así que gracias mil por el tuyo, que siempre es cercano y certero.
Por cierto, gracias también por tu respuesta a mi comentario, me encantó, Sergio, de verdad.
Abrazos de feliz nuevo año y feliz viejo sueño...

siempreconhistorias dijo...

Y que irrumpa Rosa y se desvele verdad de fruto deseado y ardan las mentiras en sus propias brasas y se anuncien siempre bellas tus palabras.
Muy feliz año Raquel, para ti y los tuyos. No cejes, necesaria princesa.
Izaskun

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Será madre...!

Te bendigo con amor y paz y dejo para ti esos mismos sentimientos en 2009

Isaac

maribel dijo...

HOLA PASE ,ENTRE , ME QUEDE UN RATO LARGO Y ME ENCANTO ¡¡¡ HERMOSAS POESIAS Y MUY BELLAS IMAGENES .FELIZ NUEVO AÑO Y HASTA PRONTO!!!!!! BESOS

La sonrisa de Hiperión dijo...

"La fatiga de tus treintaicinco te contó la mentira
de la inopia en tu vientre,"

Los años para la foresta no es una carga, es una forma de vivir con su tiempo.
Saludos!

Raquel T. dijo...

Izaskun:
Me dejas sin palabras prontas, más bien todas las que tengo ahora mismo se agolpan y tratan de hallar un orden cabal, así que dejo hablar a la emoción y te digo que te agradezco tu forma de ser, tu forma de recoger y ofrecer bagajes y tu presencia, porque, para que haya una princesa, debe existir una reina.
Abrazos sin vocablos, sólo abrazos...

Raquel T. dijo...

Isaac:
Las buenas noticias, la primera brisa del día, la sonrisa al entrar... Todo eso eres, así que gracias por traerlo contigo cada vez que vienes.
Abrazos con bendiciones y paz en alma para ti también, compañero...

Raquel T. dijo...

Maribel:
Estoy de enhorabuena por compartir mi casa también contigo, bienvenida siempre que quieras venir. Gracias por llegar hasta aquí, disfrutar de ello y quedarte; gracias por tus primeras palabras, llenas de ánimo y alegría (¡me las quedo todas!). Abrazos y muy feliz año para ti también, espero verte muy a menudo en este 2009, bienhallada Maribel... ¡Te visito!

Raquel T. dijo...

Antonio:
Tienes la razón del sabio, compañero, cuando afirmas que el árbol se adecua al tiempo y se engrandece con él... Los 35 de Rosa ha sido más que vividos, grabados con todo tipo de viviencias, así que creo que, por las circunstancias, será ahora cuando será consciente de que es árbol, hierba y flor, y de que su tiempo es el de renacer.
Gracias por tu presencia, Antonio, es la del poeta de la tierra en el alma y la palabra real.
Abrazos de compañía y vino compartidos...

Antonio Castellón dijo...

Hola, Raquel.
Acabo de leer un comentario tuyo en el blog de Gárgola con el que me he sentido afín, y la curiosidad me ha traído hasta aquí, donde quedo gratamente asombrado con tus buenas letras.

"La hierba reposa bajo la escarcha"... Sólo hay que saber esperar a que pase la helada.

Gracias por tu poesía, dura, desnuda, real, pero con árboles que duermen en invierno.
Por cierto, esa imagen que usas como avatar la tengo hace tiempo y me gusta especialmente, por los árboles durmientes y por el brillo que se ve al fondo.

En la noche de los magos, un saludo de un aprendiz de lo mismo.

Antonio

Raquel T. dijo...

Antonio C:
Placer y alegría inmensos tu visita y tu comentario en esta noche de estrellas que se dejan seguir... Mi primer regalo es que hayas llegado hasta aquí, así que bienvenido a esta casa, que puedes considerar la tuya. Muchas gracias a ti por dedicar tiempo a estos mis versos y mimarlos con tus palabras, es estupendo hallar sensibilidades como la tuya.
Un abrazo de año nuevo para un bienhallado compañero...

profetabar dijo...

la esperanza renace después de la angustia, y la angustia después de la esperanza.
es una pena que este poema no lo lean personas que tienen el poder de hacer guerras, para que entiendan como la sangre duele.

Raquel T. dijo...

Profetabar:
Bienvenida en la paz, bienhallada en la paz, tu llegada es alegría y tu estancia, también. Gracias por tus palabras, me han emocionado de verdad... Cierto es que duele la sangre, cercana o lejana, porque todos llevamos la misma, porque todo lo que sucede a nuestro alrededor o a miles de kilómetros está sucediendo también en nosotros. Quiero un 2009 pacífico, reflexivo y sensible para todos... ¿Podremos conseguirlo, compañera? La hierba está bajo la escarcha...
Un fuerte abrazo para un mañana de sonrisa limpia...

Yurena Guillén dijo...

Raquel, he puesto tu blog en mi lista de favoritos para no perder el enlace. Espero que no te moleste. Un abrazo.

Raquel T. dijo...

Yurena G:
No me molesta en absoluto, compañera, al contrario: te estoy muy agradecida por "enlazarme" a tu página, una alegría, claro que sí. Gracias de nuevo por pensar en mí para ello y gracias de nuevo por venir a esta, tu casa.
Abrazos de amplia sonrisa...

PIZARR dijo...

Tras estas aparentes tristes letras, queda mucha esperanza, porque efectivamente los árboles no mueren, sino duermen en invierno, la hierba no desaparece sino reposa bajo la escarcha y la rosa siempre surge aún más bella al retirarse la helada.

Gracias por tus bellos deseos para este año en mi blog. Lo mismo te deseo.

Un beso Raquel

Beeril dijo...

Me he quedado de piedra, el tiempo se ha paralizado ante mí al contemplar tal belleza de palabras...

Saludos desde Irlhadia!

Raquel T. dijo...

Pizarr:
Mujer del norte, mujer de brisa... Sentidas y verdaderas palabras las tuyas, afirmando lo que no puede ser de otra forma, y tú y yo lo sabemos muy bien. Espero que veamos juntas ese árbol, esa hierba y esa rosa creciendo, con más fuerza que nunca, en este nuevo año.
Abrazos de empatía, mucha, toda...

Raquel T. dijo...

Beeril:
Tu Irlhadia siempre me dibuja una sonrisa (¿te lo había dicho?) y tus visitas, la retocan y completan. Gracias también a ti por la belleza que también está en tus palabras, las que me dejas, las que me regalas.
Abrazos de cariño, de oreja a oreja...

Gracias al amigo Antonio y a su Cuaderno Nocturno
Gracias al amigo Beeril y a su Irlhadia