22 de diciembre de 2008

SuTuRa

No quiero olvidarte,
quiero que no me duelas en presente,
que no me duelas en pasado,
ni el ático amueblado
con mi necedad,
ni en la habitación en la que solías amarme.

No quiero olvidarte,
quiero que no me duelas en lo compulsivo
de tu ausencia,
que no me duelas en lo ausente
de tu presencia,
ni en las comas de tus promesas,
ni en el acento de tu adiós.

No quiero olvidarte,
quiero que no me duelas en la concavidad
de mi sexo,
que no me duelas en el clímax
del gemido,
ni en mis muslos desahuciados,
ni en mi boca enjuta.

No quiero olvidarte,
quiero que no me duelas en mis propias
lágrimas,
que no me duelas en mi derecho al
dolor,
ni en el luto de mis manos,
ni en la sutura de mis palabras... rotas.

(Raquel T., en Tú, yo y otras fragilidades, 2006-2007)

23 comentarios:

Jordim dijo...

buen blog, relajante, sigue en ello..

ybris dijo...

Y no sólo es no olvidar.
Es presencia sin dolor en las esquinas más recónditas del cuerpo, del espacio y del tiempo.
Aún con lágrimas el amor no duele.
Bello poema.

Gracias por tu visita y tus palabras en mi poco acogedor espacio en que será un honor que pases o te quedes.

TOROSALVAJE dijo...

Me gusta mucho el poema.
Tiene mucha fuerza.
Pasión y tristeza se dan la mano.
Muy bueno.

Que bien escribes.

Besos.

MentesSueltas dijo...

Hola Raquel, es hermoso el poema, mucho.

Dejo un abrazo enorme, con mis mejores deseos de armonia y paz interior.

MentesSueltas

Raquel T. dijo...

Jordim:
Gracias por visitarme y por tus alentadoras palabras... Te hago caso y seguiré, así que será estupendo verte por aquí a menudo. Bienvenido.
Un abrazo de "esta es tu casa"...
Ybris:
Muy cierto lo que dices, compañero, el amor no debería doler nunca, vale siempre la pena ya sólo por la huella de aprendizajes y momentos que nos deja en el alma... También será un placer para mí que te quedes aquí, por supuesto, y en cuanto a tu espacio, déjame decirte que es MUY acogedor, porque el "calorcito" late "debajo" y eso, se nota.
Abrazos de "yo también me quedo contigo"...
Toro:
Amigo, gracias por estar siempre... Me has hecho una "radiografía", Toro, porque me hablas de los tres rasgos que visten (y vistieron) este poema mío, me has cazado al vuelo... Y gracias por ese reconocimiento, me alegra muchísimo que te haya gustado, estupendo, pues, compartirlo contigo, con todos.
Abrazos de "¡eres tú el que escribe bien aquí!"...
Mentes:
Alegría para mis ojos y para mi espíritu volver a encontrarte aquí... Me quedo con tu "mucho", con tu abrazo, con tu armonía y con tu paz interior, me lo quedo todo, para darte las gracias por ello, para disfrutarlo y, sobretodo, me lo que todo como "rehén", para que vuelvas y vuelvas.
Abrazos de "¡qué bueno que viniste!" ;)

siempreconhistorias dijo...

Y duele. Tal vez sólo así podrá llegar la paz.
Muy bello.
Un abrazo, señorita poeta.
Izakun

Beeril dijo...

Paz y sosiego es lo que he sentido en mi primera visita a este blog y eso es de apreciar.

Desde Irlhadia te deseo que pases unas felices fiestas y un buen año 2009, con muchas risas y salud!

Saludos!

Raquel T. dijo...

Izaskun:
Tras la tormenta, siempre viene la calma, reina, cierto, pero creo que a veces ocurre que no nos percatamos de que esa calma ya está en nosotros, no tenemos que buscarla demasiado lejos... Y por cierto: ¡tú sí que eres bella, majestad! ;)
Abrazos áulicos y cariñosos de esta aspirante...
Beeril:
¡Bienvenido, Beeril!... Un placer y una alegría que hayas llegado hasta aquí, considérate en tu casa. También me alegra mucho que, al llegar, te hayas llenado de esa paz y ese sosiego tan necesarios, te lo agradezco mucho, tiene un gran sentido para mí poder transmitir esas sensaciones, me animas mucho con tus palabras, compañero... ¡Cuenta con mi pronta visita a tu "hogar", por supuesto!
Abrazos agradecidos y bienhallados...

La sonrisa de Hiperión dijo...

"No quiero olvidarte,
quiero que no me duelas en la concavidad
de mi sexo,
que no me duelas en el clímax
del gemido,
ni en mis muslos desahuciados,
ni en mi boca enjuta."

Tremendamente genial, con fuerza esa que sale de las pasiones mas internas de nuestros cuerpo.
Saludos

Raquel T. dijo...

Bienvenido a esta tu casa, compañero, un placer tu llegada, un placer tu visita y un placer tenerte aquí siempre que quieras. Gracias infinitas por tus palabras, son tinta nueva para mis manos y nuevos ánimos para mi alma, así que podemos celebrar este encuentro con algunos de esos buenos hojaldres de tu tierra, no sin antes remojarlo con el buen vino que, generosamente, ofrecéis al mundo ;)
Abrazos muy agradecidos, con aromas de bodega...

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Escribes realmente hermoso, te felicito...

Que la luz de nuestro amado Padre/Madre de los cielos te bendiga en cada instante de 2009

Bendiciones

Isaac

Raquel T. dijo...

Real es la afirmación de tu blog, real es tu espíritu y real es tu especial visita, compañero. Sé bienvenido, con todo tu bagaje interior, estás tu hogar...
Muchas gracias por tus amables palabras, que me animan a continuar, y muchas gracias también por tus radiantes bendiciones: te deseo la misma luz del alma también para el nuevo año.
Abrazos desde lo más hondo a lo más hondo...

sergio astorga dijo...

Raquel, antes que mis palabras queden suturadas y el luto de mi pensamiento me deje sin que olvidar. Te visito y me llevo tu bajajes en mi antojo.
Un abrzo fragil.
Sergio Astorga

PIZARR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PIZARR dijo...

Lo ideal sería eso, no olvidar, pero sin doler... sería perfecto, porque significaría que queda en nosotros todo lo que de bueno tiene el amor.

Un abrazo y gracias por esas cariñosas letras en mi blog. Tú también has sido un gran hallazgo para mi.

Raquel T. dijo...

Sergio:
Bienvenido mil veces y bienhallado otras mil... Feliz estoy por tu visita y por supuesto, puedes llevarte mis Bagajes donde quieras, donde te acompañen, y, si es hasta tus Antojos, mejor noticia no puede llegarme en este domingo de lluvia.
Un abrazo, fuerte en esta ocasión, para compensar la suavidad del tuyo...
Pizarr:
Tus visitas y tus palabras son ventanas abiertas, por donde entra una brisita más que fresca, más que renovada. Bienvenida de nuevo y cada vez, te doy otro enorme abrazo y te envío de nuevo mucho cariño, para que te lo quedes siempre.
Besos bihotza eskuan... ;)

Dédalus dijo...

Esa voluntad de no olvidarle, hará que siempre permanezca en ti, siquiera absorbido en tu memoria, extrañamente metabolizado en tus sensaciones.

Un beso, Raquel. Me ha gustado leerte.

Raquel T. dijo...

Es un gran alegría, pero sobretodo, un honor, tu visita, y otro, tus letras, por lo que eres capaz de hacer con ellas y por cómo eres...
Qué razón tienes, mi sabio compañero: muy cierto es que se quedó en mi organismo, como una parte más, a la que todas las demás ya se han acostumbrado para funcionar. Siempre acertado, siempre bienvenido.
Abrazos de discípula...

Juan Cairós dijo...

Para mí, eres la mejor, y lo digo con la boca llena y lleno de orgullo...

Felices fiestas y te deseo lo mejor.

tu amigo, Juan C.

El poema?, mejor te lo digo en otro momento.

Raquel T. dijo...

Mi karma Juan...
Que el mejor me llame "la mejor", es, para mí, emoción sin definición posible; que el amigo se reconozca como tal para afirmar el inmenso cariño que me une a él, es, para mí, definición de la emoción más real. Agradecimiento y sentimiento te entrego a espuertas, Juan, por tu presencia hoy, a pesar de todo, por tus palabras contenidas conteniendo tanto, a pesar de todo...
También a espuertas se te quiere aquí...
Abrazos de entendimiento eterno.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Te felicito por el poema, tierno y apocalíptico. Te deseo un nuevo año lleno de ilusiones e inspiración.

Raquel T. dijo...

Antonio R:
Gracias por tus palabras, estupendas y amables, gracias por tus deseos, sinceros y afables, gracias por tu visita, bienvenida y "bien llegada". Te deseo lo mismo para este año, compañero, o más si cabe, y te deseo también que veas esta casa como la tuya.
Abrazos alegres y bienhallados...

Dédalus dijo...

Otros quehaceres me obligan a cerrar por ahora los comentarios de mi página, aunque seguiré editando.
Estaré algo menos presente, pero no me voy.

Un beso, Raquel.

Gracias al amigo Antonio y a su Cuaderno Nocturno
Gracias al amigo Beeril y a su Irlhadia