31 de mayo de 2009

Ludibrium Oculorum (I)


Me vivo hoy como un tal vez,
adherido a una mañana
partidaria de lo conveniente,
enferma de despertares
acumulados en cuerpos de una pieza…
Si abandono la comodidad
de lo razonable,
¿vendréis a verme al límite
entre el poder y una idea?...

Me pienso hoy como soga de humo,
la lengua, ensacada en lo accidental
del alma a bocajarro
las manos, enfundadas en la profecía
de una costumbre
los ojos, con el traje a medida
del asombro estéril (patrimonio social
de 38 pulgadas)
Si os explico mi último puñado de verdades,
¿me recordaréis la humanidad
(ahora entre las rejas de purgatorios
adecentados con índices de ventas)
en versos de tierra,
en la amnesia del escombro y del prosélito?...

Me digo hoy hastío del vértigo amamantado
a placer de los hacedores de precipicios,
de la institucionalidad del duermevela
asumido de rodillas,
(¿doctrina de bienestar pordiosero
y vuelto de cara?)
ante el dilema de ser persona o borrón.
Si me brota de nuevo la rabia seca,
¿resucitaréis la duda posible
que esconden párpado, sentidos
y convicción de nosotros?...

(Raquel T., 2009)


24 comentarios:

Anónimo dijo...

Me quedo resguardado entre ese gusto tuyo por los Jesu y tus ojos siempre abiertos... Eres savia de los días.
Petó.
D.

Raquel T. dijo...

Gracias D. ¿Crees que llevaremos la amistad más allá de la Gran Ceguera? Convencida estoy de ello...
Petó, també.

siempreconhistorias dijo...

Iré a verte, princesa ojos de duende, allá de tus letras me lleven. ¡Pero qué bien escribes! ¿Y el libro de papel?
Besos.
Petonets(?)

Raquel T. dijo...

Y más que bienvenida serás, y más que "bien vista" me consideraré, Izaskun. ¿El libro de papel? Pese a ediciones, pese a tiradas, pese a presentaciones más o menos concurridas, MI libro de papel será siempre el que encierra la sonrisa de Mariarosa ;) Mientras llega el otro, si ha de llegar, mi reina, en esta "casa" cada cual escribe su "página" a voluntad y libertad, y éso a mí me sabe a dulce y querida enciclopedia de sentires y decires.
Abrazos impresos en el alma para siempre...

Antonio Castellón dijo...

Hola, amiga Raquel, la de ojos despiertos.
Quería decirte que yo sí, que yo sí iré a verte en ese límite entre el poder y una idea.
¿El "asombro estéril" es la tv?
Entiendo que estás ahora inmersa en el hastío del mundo, pero no te preocupes demasiado, que aunque te vuelva la "rabia seca", aunque te queme el dilema de "ser persona o borrón", siempre escucharás una voz que te resucite "la duda posible".
Recuerda, siempre escucharás una voz.

Un abrazo, amiga.

Antonio Castellón dijo...

Por cierto, Raquel, ¿cómo es que están en esa foto juntos Albert Einstein y Rabindranath Tagore?
¿Qué estarían maquinando los muy pillos...? Jejeje.
Los mundos, aparentemente lejanos, se dan la mano. Sólo los diferencia el lenguaje externo, lo de dentro es lo mismo. La poesía, la física, la magia... Múltiples rostros de un mismo ser.
Se me ocurre pensar en... Krishna.

Otro abrazo, y éste más fuerte que el anterior. No sé, hoy me encuentro cariñoso.

Raquel T. dijo...

¿Y qué más pedir que venga a verme el sobrino aventajado y preferido de tío Hermann? ;)...
La inmersión en el hastío del mundo, amigo Antonio, es una pequeña parte proporcional (insisto en la necesidad y/o eventualidad de su pequeñez) de lo que sensiblemente puede ocurrirnos estando humanizadamente dispuestos a la percepción. Es por eso que hago mía tu afirmación y creo evidente la existencia de esa voz que mencionas, así como creo evidente la existencia de la confianza en su mensaje.
Y no deja de sorprenderme tu observación: así es, Einstein y Tagore, y, precisamente, mi gran aprecio por esa imagen se debe a a lo que muy bien dices, dos pensamientos absolutamente distintos en apariencia, absolutamente unidos en esencia y conciencia (ciencia y espiritualidad no frecuentan "amistades" tan dispares, no...)
También yo te abrazo fuerte de nuevo...
PD. Sobre el "asombro estéril" ya te cuento mejor...

TORO SALVAJE dijo...

Primero te leo deliciosamente.
Luego, ya satisfecho intento descifrar, y me pierdo, y vuelvo atrás, no importa, el camino es prodigioso y sus atajos también.

Gracias por el regalo.

Besos.

Raquel T. dijo...

Espera amigo Toro, quédate ahí, donde estás, eso es, sí, que ya llego. Dame la mano: si viste caminos y atajos prodigiosos, prefiero que nos perdamos juntos en ellos, más que guiarte hacia un posible y único sentido final ;)
Muchas gracias a ti por ti.
Abrazos de recorridos alternos y prometedores...

Arantza G. dijo...

El camino de las palabras me llevará.
Un beso.

Juanra "Cuchi" dijo...

ante esas dudas tendrás detrás del escenario del verso un Aliado...
lo diría como un grito gutural, su eco de montaña perpetua y la respuesta en el hielo que se resquebraja en favor del Alud.
Que maravilla Raquel.

Poeta Predilecta.

Antonio Alfonso Alonso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antonio Alfonso Alonso dijo...

Estamos abocados a la autodestrucción.
Los implantes antiabulia que guardaron en nuestro cerebro los dueños del mundo al nacer
están empezando a hacer efecto
en nuestras consciencias.
Ya queda poco
para el suicidio colectivo,
no queda casi nada
para quedar atrapados en el automatismo.
Aún estás a tiempo de huir.
Si encuentras algún motivo,
siempre podrás
sonarte los mocos
con la fuerza de un huracán
hasta que se derrame por tu nariz
la insania del progreso.

Vaya paranoia...

antonio dijo...

ers buena te sigo
si tu quieres claro

Kiko dijo...

en el límite entre el poder y una idea y donde haga falta, la comodidad de lo razonable es muy estéril!

besos

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Cuando abandones la comodidad
de lo razonable,
¿vendré a verte al límite
entre el poder y una idea...

Y no sólo eso,
te traeré flores y besos
por ser valiente
al decidir vivir....

Paz&Amor

Isaac

impersonem dijo...

Sí Raquel, nuestros ojos nos engañan, a veces miramos pero sólo vemos lo superficial, lo aparente. Pero Raquel, tus ojos son claros, profundos y despiertos, ven en lo profundo e informan adecuadamente a tus otros sentidos. Cada vez que leo lo que escribes entro en un paisaje (permíteme esta palabra) de consciencia que está fuera de lo común (consciencias como la tuya no abundan), ves la realidad y la analizas con profundidad convirtiendo tu análisis en elevado arte poético.

Raquel, te vives, te piensas y te dices con una consciencia e inteligencia que para mí resultan admirables.

Supongo que abandonar la comodidad de lo razonable es una decisión que lleva o conlleva sus propias cargas...pero sí, iré a verte allá donde quiera que te sitúes, pues no he visto nunca nada más razonable que la visión que tú tienes de las cosas.

Si nos explicas tu último puñado de verdades...aprenderemos mucho...y tal vez logremos rescatarnos del engaño de nuestros propios ojos y podamos salir de ese índice de consumismo.

Si te brota de nuevo la rabia seca...nos haremos compañía en el camino por donde van los/as que dudosos/as de lo apreciado por sus sentidos, profundizan en el análisis de lo que ven, de lo que oyen y de lo que sienten, al amparo del sentido común que, como algunos/as saben, "es el menos común de los sentidos".

Raquel, tus versos son un análisis sociológico profundo que me dejan sin palabras...te traslado mi admiración por lo que escribes (forma y esencia) y te doy las gracias porque al compartirlo has conseguido que mi humilde inteligencia pueda beber en una fuente que mana un gran saber.

Sursum corda...y, tal vez, así a nuestros ojos les resultará más difícil engañarnos.

Besos.

yurenaguillen dijo...

Entiendo el sentimiento, las dudas y el cansancio. A veces, todo a nuestro alrededor es ficción porque nos quedamos con lo superficial, con lo que no cuesta trabajo averiguar.
Abandonar esa comodidad, se torna una tarea complicada, pero quizás sea la única manera.
Un abrazo muy grande.

ybris dijo...

Mientras se trate de vivirse al límite de lo razonable
o de intentar explicar un último puñado de verdades
o de oscilar entre persona o borrón
allí estaré.
Sin dudarlo.

Besos.

Gárgola dijo...

Me has enseñado a engañar el ojo para mirar el significado de lo profundo. Ninguna búsqueda por palabras en matrices algorítmicas que tropiezan en callejones sin salida es tan potente como la explicación a viva voz: expresión descifrada por la poeta.
Proselitismos varios, doctrinas de pacotilla, sub muestreos de verdades absolutas, mercadeo de 'trajes a medida'… Dentro de la más absoluta decadencia el ojo encuentra un asidero en tus versos rabiosos. A contramano de la institucionalidad: escribir poesía en los tiempos que corren. Por eso y por todo lo asombrosamente bello que el ojo acostumbrado a mirar calamidades no ve y descubre en tus Bagajes: ¡Hay esperanza!

besos

Dédalus dijo...

Me gusta esa manera de exponer cada verso descarnado e interpelar a la vez a tus lectores. Recuerdo a Rilke haciendo algo similar, en alguna de sus Elegías del Duino...

Un abrazo, Raquel.

PIZARR dijo...

Tú te vives como un tal vez...

Yo suelo aludir al "gran quizás", copiando la frase que Rabelais dijo antes de morir:"Me voy en busca del GRAN QUIZÁS"... eterna e indescifrable incógnita.

Engaño de los ojos... como el Mito de la Caverna y tantos otros...

Un placer leerte Raquel, me impresionan siempre tus letras, que apenas alcanzo normalmente a comprender.

Un beso

BELMAR dijo...

excelente blog

Beeril dijo...

Hola!!!

¿cómo está esta niña tan bonita hoy? ji ji ji

Yo te voy a ver donde sea!!!

Besos!

Gracias al amigo Antonio y a su Cuaderno Nocturno
Gracias al amigo Beeril y a su Irlhadia