16 de mayo de 2009

Acorde Armónico


Gracias, Tati.

Sucede que la oscuridad huérfana
de tiempo
aún se quiere en uno de los montes
de tu dorso,
interludio cálido
entre tu quietud y mi postura,
que no se pervierte
en la instantánea del gesto.
Porque me gusta mirarte
cuando eres clave de sol,
sinuosidad fundida en blanco,
que nombra mis líneas y espacios.

La luz del día se sincera,
y encuentra mi memoria
-de piel reciente-
en la polifonía de tus miembros,
así que me atrevo a ser ligadura:
mi mano atraviesa el intervalo
repleto de ti
-el metrónomo exige iniciarse
en tus pupilas-
y llega a tu pretexto
para despertarte.

Crescendo de ternura escondido
en tu sonrisa recién cuajada.
"¿Buscamos la imitación canónica
de los abrazos de anoche?...
Que herejes del contrapunto
somos...", interpreto en tu oído.
Y somos arsis del presente del día siguiente.
Y somos variación en cuerpos
abiertos a la mañana.
Y somos sinfonía derramada
en el pentagrama de los pliegues de las sábanas...

(Raquel T., 2009)

Imagen: Samklang.- Thor Lindeneg

32 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo que decirte aquí lo mismo que te digo allí: eres la leche. Para cuándo la vuelta al coro, "Susie Q"??
Yo siempre me quiero en tu fuerza. Gracias a ti.
Abrazo de Tati.

Beeril dijo...

Me encanta Beethoven,lo sabías? Precioso poema!!!

Besos!!!

TORO SALVAJE dijo...

Sinfonía en las sábanas.
Para qué más...

Besos.

Raquel T. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Raquel T. dijo...

Anónimo:
¡Jajajaja!... Dadas las circunstancias y dado que sé que éso me lo dices por lo bueno, pero también por lo malo, te lo acepto ;) Prefiero ser el cortadito ese que tomamos en la sobremesa, cuando nos juntamos: mezcladito y compartido.
También yo te abrazo otra vez hoy, Tati.

Raquel T. dijo...

Beeril:
Estupendo ese gusto que compartimos, amigo irlhadiense... También yo disfruto mucho del trabajo duro de alguien que hizo sentimiento universal y eterno de las notas.
Y tu amistad también es un bien precioso ;)
Abrazos para Irlhadia y su anfitrión...

Raquel T. dijo...

Toro Salvaje:
Y para qué menos, ¿verdad, amigo Toro?... Pudiendo quedarnos con la sinfonía, no nos conformemos con el preludio. Y ya uniremos algunas notas y arpegios en las letras, ya... ;)
Abrazos cariñosamente sonoros...

siempreconhistorias dijo...

Niña Raquel, no termino de digerir (siempre fagocitando yo) que alguien pueda expresarse de forma tan sublime. Tus imágenes de lenguaje musical son inmejorables. Me anclé en la clave de sol que dibujas y en el contrapunto que vas componiendo en su oreja.
Pongo la música y me hielo viendo a Pollini tan viejito. Mi primer vinilo de él eran los estudios de Chopin y era tan joven y guapo...
Me traes mi vida a la memoria oscura del presente.
Te adoro.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"La luz del día se sincera,
y encuentra mi memoria
-de piel reciente-
en la polifonía de tus miembros,"


La carne como transformación profunda y mitigadora del dolor, caminos siempre hacia al placer...

Saludos!

Juanra "Cuchi" dijo...

a veces piensas que alguien escribirá algo de Ti,
lo que otro fondo de ojo recibe y emite con el filtro de su tejido Cultural, ese fino tamiz de ser Sapiens Sapiens Raqueliano.
a veces piensas que alguien
escribirá algo de Ti,
sonarás a la armonía del Neutrino.

TENÍA MONO.

besos Volados Amiga.

yurenaguillen dijo...

Sí, Raquel, como una bella sinfonía que no sólo es hermosa sino que encierra sentimientos mucho más elevados. Como bien dice Toro, para qué más...
Ah! Gracias por lo otro. Es díficil renacer cada día, pero cuando las cosas son de ese modo, no queda de otra. O te abandonas o sigues adelante y, no contemplo la primera opción.
Un abrazo grande y gracias por la mano que siempre permanece tendida.

Arantza G. dijo...

Callo, no deseo que las palabras estropeen la armonía.
Aplausos
Y un montón de besos.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

A la sinfonía derramada
de amor y luz
que eres tu
todos mis besos y bendiciones

Paz&Amor

Isaac

impersonem dijo...

Ni más ni menos, todo un concierto de sentimientos y sentires; claves, ritmos y cadencias...y la mañana se presenta melómana...y una nueva música ha de sonar...

Besos.

Kiko dijo...

muy sensual, cálidos versos...

besos!

Camille Stein dijo...

la armonía, los acordes precisos... no sólo descansan en las líneas del pentagrama

consigues ese punto de expresión que sólo las músicas saben transmitir

... suenen las pieles en su sinfonía derramada




gracias, Raquel...

un beso

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Hermosas letras
llenas de la luz
que tu eres
y que tu irradias...

paz&amor

Isaac

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

el poema es pura armonía, es la letra de un aria con fondo de mar en arpegio.
Un saludo

ybris dijo...

Cálido interludio ciertamente entreverado de miradas en que alguien se hace clave de sol, polifonía de miembors.
Qué menos que hacerse ligadura como mano que enlaza un intervalo...
Precioso canon a dos voces. Quizás un ostinato irresistible.
Y Beethoven de fondo.

Lo dicho. Irresistible. Todo un placer músico-verbal y corporal.

Besos.

MentesSueltas dijo...

Hola Raquel, un gusto visitarte y disfrutar de tu energia y letras.

Te abrazo
MentesSUeltas

Raquel T. dijo...

Izaskun:
Las digestiones literarias no sólo son mejores en tu compañía, sino que, además, se hacen ya necesarias entre nuestras letras y mundos. Y si hablamos de lago sublime, mejor mentemos tu cariño, que ése sí que es grande, grande. También yo te adoro, mi reina...
Abrazos musicales, con un Pollini algo mayor, pero seguro que también mejor...

Raquel T. dijo...

La Sonrisa de Hiperión:
Muy verdad es esa búsqueda mitigadora y renaciente de la que hablas, amigo Antonio, y muchos y plurales son los caminos para iniciarla... ¿te apuntas al de la magia de las notas? ;) Gracias por estar siempre en mi puerta.
Abrazos amontillados y olorosos...

Raquel T. dijo...

Juanra:
Escribiendo sobre Nosotros, escribiremos sobre Ellos; sintiendo como Nosotros, sentiremos como Ellos. Pensamientos sensibles afines entre ambos y entre la multitud más humana. Las dosis de entraña siempre están disponibles aquí, en tu casa.
Abrazos sin medida necesaria, con mesura olvidada...

Raquel T. dijo...

Yurena:
Creo que esos sentimientos más elevados siempre nos mueven de alguna manera, amiga Yurena, porque su fuerza motriz acorta la distancia entre pensamiento y acción. Y, por cierto, de nada: la mano y el cariño siempre están tendidos, es lo mejor que saben hacer ;)
Abrazos de fuerza compartida...

Raquel T. dijo...

Arantza:
Permito que calles sólo mientras dure la sinfonía, amiga Arantza, porque, tras ella, prefiero con mucho tus versos sonoros al silencio. También yo te aplaudo, siempre y de contínuo.
Abrazos muy, muy chillones...

Raquel T. dijo...

Isaac:
Bonito y necesario pienso que es saberse derramado de luz, amigo Isaac, y si, además, llegas con tu abrazo siempre oportuno a recordarlo, esta casa se vuelve una fiesta en este domingo. Eres esa paz y esa luminosidad a través de la que se te ve.
Abrazos llenos de sonrisas...

Raquel T. dijo...

Impersonem:
Eso es, amigo Impersonem, que resuene la mañana, que resuenen cada una de las mañanas que llegan tras cada noche, y que cada uno pueda hacerla resonar en la manera que le sea más vibrante. La melodía retomada también nos trae notas de felicidad ;)
Abrazos desde la partitura...

Raquel T. dijo...

Kiko:
Gracias también por tu calidez, amigo Kiko, que traes desde lejos para dejármela cerquita. Y gracias por volver siempre a casa, desde las Saudades.
Abrazos de sonrisa en do mayor...

Raquel T. dijo...

Camille Stein:
Gracias por tus palabras, amigo Camille, y por tu sensibilidad, deslumbrante en su sencillez y cercana en su trato, que también siempre traes y dejas en este rincón, que se alegra especialmente de encontrarla. Feliz estoy por tu sentir y tus versos.
Abrazos de prometedor allegro...

Raquel T. dijo...

Antonio Ruiz:
Armonía también en tus letras y en tu visita, amigo Antonio, siempre esperando que ambas empiecen su melodía, sensitiva e inteligente. Mar y arpegio te dan la bienvenida a esta orquesta de todos.
Abrazos en la pluma y en las fusas...

Raquel T. dijo...

Ybris:
Déjame decirte sólo, amigo Ybris, que, en esta sinfonía inmensa en la que todos hemos decidido la melodía que hemos querido interpretar a raíz de unos versos, la tuya, simplemente, me fascina. Te nombro director de este conjunto inmejorable ;) Salud, Maestro.
Abrazos de admiración coral...

Raquel T. dijo...

MentesSueltas:
El gusto es mío, amigo Mentes, siempre que llegas, entras y te quedas, formando parte de esta casa. Hago la mía también de tus letras y tu cariño.
Abrazos de eterna sonata...

Gracias al amigo Antonio y a su Cuaderno Nocturno
Gracias al amigo Beeril y a su Irlhadia